Cómo elegir los materiales ideales para la reforma de tu baño

 

Guía paso a paso

¿CÓMO PREPARAR LA REFORMA DE TU BAÑO?

Únete a los más de 2.000 suscriptores que han seguido mi guía paso a paso para saber como preparar la reforma de un baño sin morir en el intento.

 

Guía: «Cómo preparar la reforma de tu baño sin morir en el intento»

CÓMO ELEGIR LOS MATERIALES IDEALES PARA LA REFORMA DE TU BAÑO

En esta tercera entrega de la serie vamos a tratar un tema fundamental a la hora de reformar el baño: la elección de los materiales apropiados para la reforma de tu baño.

Ya has visto por qué es necesario reformar el cuarto de baño y también te he enseñado a planificar tu reforma para tratar de minimizar los imprevistos que puedan surgir.

Hoy me voy a centrar sobre todo en cuáles son los materiales más adecuados para darle un aire nuevo al baño porque si eliges mal, por mucho que planifiques, tu baño «se caerá a trozos» tarde o temprano.

Los azulejos, el material fundamental para la reforma del baño

Cuando elijas los azulejos y demás materiales de recubrimiento debes pensar detenidamente qué estilo quieres aplicar y cómo quieres que quede tu baño. Recuerda todo lo que planificaste en el anterior artículo antes de elegir lo que te voy a comentar a continuación.

1 El color de los azulejos

Presta atención sobre todo al tamaño de la estancia porque la elección del color va a influir totalmente en la percepción del espacio.

Si el cuarto de baño es pequeño, lo lógico sería que te decidieses por tonos claros que aumentan la sensación de tamaño. Por el contrario, para baños grandes puedes experimentar con tonalidades más oscuras, lo que le dará a tu baño un aspecto moderno y elegante.

También queda precioso el contraste de texturas, como puede ser el caso de una pared cubierta de azulejos de color blanco y el suelo revestido por losetas de color negro.

Otra opción muy impactante sería la de utilización de diferentes superficies como alicatados en combinación con microcemento.

2 Qué tipo de azulejos vas a comprar

Hoy en día la gama de azulejos es infinita, tanto por diseños como por texturas.

Junto con los clásicos azulejos de toda la vida, ahora se estilan mucho otros materiales que proporcionan resultados espectaculares: baldosas de gres porcelánico con múltiples texturas, tarimas de madera preparadas para la humedad o microcemento (incluso hasta para la ducha).

La cuestión ya no solo es seleccionar un azulejo o unas baldosas bonitas, sino también elegir el material más adecuado para los objetivos y presupuesto que has fijado para tu cuarto de baño.

Los materiales más modernos y tecnológicamente más avanzados también son más caros que los azulejos más tradicionales. Tenlo en cuenta.

Consejo: Si quieres más información, puedes ver este artículo que escribí en mi blog sobre Cómo elegir los Azulejos para el Baño.

3 Resistencia de los materiales

Otro tema que debes tener en cuenta es la resistencia de los azulejos frente a la humedad, los golpes y el deterioro producido por el uso y el paso del tiempo.

También debes asegurarte de que las superficies sean antideslizantes, ya que el riesgo de accidente por resbalones y caídas es más elevado en los cuartos de baño.

La opción del azulejo vitrificado puede quedar de maravilla y es un elemento que permite una buena adherencia, aunque sí que es cierto que la factura de este material será más elevada.

El mobiliario, el orden y espacio de tu cuarto de baño

Antes de pensar sobre qué tipo de diseño quieres, debes analizar cuál es el uso y las necesidades de almacenamiento que tienes actualmente. Ten en cuenta que este tipo de muebles pueden guardar todo tipo de objetos como toallas, cosméticos, productos de higiene, secadores de pelo, peines y cepillos, horquillas, rulos, medicinas,…

Lo más cómodo, por lo poco que ocupa, es un mueble bajo el lavabo. El objetivo es aprovechar ese espacio que suele quedar inservible para que sirva de lugar de almacenamiento.

Para elegir este tipo de muebles debes valorar el tamaño disponible, las cosas que vas a guardar en su interior o si lo prefieres con puertas o con cajones.

Otra cuestión importante es la de los materiales: puedes decantarte por opciones baratas con maderas de conglomerado o muebles hechos con maderas macizas de más calidad y precio superior.

Además, los materiales que utilices para este mueble deben ser resistentes a la humedad.

Mamparas, bañeras y sanitarios, materiales básicos para la reforma de tu cuarto de baño

La mejor opción –si solo utilizas la ducha– para un cuarto de baño pequeño es eliminar la bañera y colocar una mampara de ducha ajustada al hueco mínimo imprescindible. En el mercado hay múltiples opciones de hojas transparentes o mates, de distintos tamaños y grosores, con diversos ángulos de apertura en función del espacio disponible, facilitado por las bisagras y herrajes de última generación que permiten mayores ángulos de apertura.

La elección de los sanitarios también tiene valor en el acabado final del cuarto de baño reformado. Ahora hay una tendencia que permite una mejor higiene y ocupa menos espacio que es la de los sanitarios suspendidos.

Gracias al empleo de cerámicas más dúctiles y resistentes al uso de piedras artificiales se consiguen juntas invisibles. Y, al haber menos uniones, la acumulación de bacterias es menor y se puede limpiar más cómodamente en esas juntas y por debajo de los sanitarios.

La reforma va tomando cuerpo poco a poco…

Tras decidir cuáles serán los materiales, ahora ya estás en disposición de hacerte una idea sobre cuánto cuesta la reforma de un baño.

Sin embargo, es posible que aún te queden dudas sobre cómo elegir a los mejores profesionales que trabajen en tu reforma para que aprovechen estos materiales como es debido.

En el próximo capítulo de esta guía te daré una serie de consejos sobre lo que debes tener en cuenta a la hora de contratar a estos profesionales.

¿Nos vemos en el próximo capítulo?